Menú

Productos Ecológicos

¿Por qué consumirlos?

Porque son sanos y seguros para el organismo y poseen todos los nutrientes y vitaminas propios del alimento.

No se han usado productos de síntesis en su producción, lo que ayuda a proteger nuestra salud y la de los agricultores que trabajan la tierra, además de cuidar el entorno.

Porque sus ingredientes vegetales o animales no han sido manipulados genéticamente.

La producción ecológica tiene en cuenta el saber agrícola tradicional y a la vez está al día en conocimientos y técnicas de vanguardia para seguir mejorando en todos los aspectos, pero sin alejarse de la Vida ni de la Naturaleza.

Está controlada con una estricta normativa de calidad.

Porque proceden de una agricultura que conserva e incrementa la biodiversidad al fomentar la plantación de setos y arbolado; al suprimir los productos de síntesis que afectan a la fauna y a toda la cadena alimentaria; al diversificar cultivos y conservar semillas autóctonas.

Porque proceden de una agricultura que promueve el trabajo y la vida en el campo preservando una cultura propia y contribuye a la satisfacción, salud y cultura de los que viven en la ciudad. A la vez que se mantiene la diversidad de los paisajes con su belleza y armonía, contribuye a crear empleo al necesitar más mano de obra y a reducir los excedentes agrarios con un fomento de la calidad en vez de la cantidad.

Comprar alimentos ecológicos, alimentos procedentes de la agricultura y ganadería ecológicas, es apoyar que los agricultores puedan hacer con gusto su trabajo, cuidando el aspecto económico y social de nuestros pueblos.

Porque la agricultura ecológica nos ayuda a recuperar los sabores y aromas casi perdidos, una alimentación agradable, una cultura gastronómica con alimentos que conocemos y nos agradan por su aroma, su sabor. En definitiva por su buena calidad.

Para que el consumidor pueda diferenciar los productos ecológicos todas las unidades envasadas deben llevar en su etiqueta el logo de la UE y el código numérico de la entidad de control que lo certifica. Además los productos también pueden llevar el logotipo que identifica a la entidad que lo certifica.