Menú

LA COMIDA LOCAL SABE MEJOR

Noticias.

30 noviembre, 2015

Existen infinidad de motivos por los que consumir productos ecológicos; beneficios para la salud, el medio ambiente, etc.., todas esas ventajas se multiplican cuando además de ecológicos, son productos locales y de temporada.
Practicando esta variedad de consumo asumimos el compromiso con el entorno y los ecosistemas cercanos, además de contribuir a fomentar la utilización de variedades locales y la producción de temporada.
Se trata de optar por un consumo más responsable, que dignifica una profesión y entorno, del cual todos somos responsables. Llenar tu carrito de la compra de productos eco locales, ayuda a las economías rurales y a que cada vez más personas opten por una llevar una forma de vida saludable.

dieta sana

Productos locales ecológicos

Comer sano potencia la economía local
El mercado local o nacional de productores ecológicos y la distribución en áreas cercanas a su producción podría solucionar este problema. De esta manera, no solo nos alimentaríamos mejor sino que contribuiríamos a fomentar el trabajo en las zonas rurales, el respeto hacia una cultura rural, el fomento del empleo y el desarrollo de nuevas alternativas. Potenciando una producción donde premia la calidad por encima de la cantidad. La conservación de paisajes naturales de gran belleza y diversidad ecológica. 
El sabor de lo auténtico
Además, no hay que olvidar el beneficio que supone para nuestro paladar. Los productos locales son más frescos y saben mejor, debido a que estamos obteniendo un alimento cosechado en el momento óptimo de maduración y poco antes de ser comprado, lo que significa que los alimentos tienen más nutrientes.
Un producto recolectado ayer tiene mucho más sabor y propiedades nutricionales que uno recolectado hace semanas y que ha sido mantenido artificialmente en cámaras.

Productos ecológicos

Cocinar ecológico sabe mejor

Saber lo que comes
Conocer de donde provienen los alimentos que pones en tu mesa debería ser una máxima para todos. Sentarte a degustar un plato y ser consciente que la materia prima empleada proviene de cultivos de la zona, siempre es más reconfortante y da más credibilidad a la hora de llevar una dieta sana.
Cada vez que nos llevamos algo a la boca deberíamos conocer de dónde proviene el producto, la forma de cultivo utilizada y la práctica empleada para así disfrutarlo con todos los sentidos.
En resumen, si quieres llevar una vida sana respetando el medio ambiente, lo más importante es mantener la coherencia en tus hábitos de consumo. Elige poner en tu cesta de la compra productos ecológicos, locales y de temporada. Búscalos en mercados locales, grupos de consumo o directamente a través de los agricultores ecológicos de tu zona.