Menú

Consejos para una buena hidratación

Enlaces de interés,
Noticias,
Nutrición,
Vida saludables.

30 agosto, 2018

El agua es un elemento clave en nuestra composición, el cuerpo de un ser humano es esencialmente agua, ya que el porcentaje de agua en el cuerpo oscila entre el 60%-70%. Este es el principal motivo por el que la hidratación es algo tan importante, mantener estos niveles hace que nos mantengamos sanos, vitales y enérgicos.

Hace un par de semanas os hablábamos de cómo podíais manteneros hidratados según los alimentos que se consumen, pero queremos recordar que la importancia de mantener los niveles de agua  no es solo cosa de verano. Ahora que empieza septiembre y sabemos que el calor va a seguir acompañándonos durante una temporada, debemos no olvidar los buenos hábitos. ¿Sabes cuáles son? A continuación, te detallamos lo que debes tener en cuenta para una correcta hidratación.

Conoce tu cuerpo

No todos necesitamos las mismas cantidades de agua, aunque se diga que todos debemos ingerir 2L de agua de media al día, hay factores que hacen que una persona necesite más o por el contrario no tenga que consumir tales cantidades.

Nuestro género, nuestros hábitos de vida y nuestra salud son indicadores de la cantidad de agua que necesitamos. Pero, sobre todo, saber cuándo nuestro cuerpo está teniendo reacciones ante una deshidratación. Los principales síntomas son la resequedad en la boca, pérdidas de agua gracias al sudor o exceso de orina, el color de la orina, dolores de cabeza y la somnolencia.

Evita tener sed

El agua es el principal hidratante de nuestro organismo, ten a mano siempre una botella de agua y en momentos rutinarios como el trabajo o conducir no olvides ingerirla. No esperes a tener sed para beber agua.

Los alimentos con agua

No todo es agua, crear rutinas de alimentación también evita la deshidratación. Introducir elementos en nuestra dieta con gran poder hidratante también es una gran solución. Las frutas y hortalizas frescas aportan líquidos, antioxidantes y vitaminas. Nutrientes que son una fuente energética natural y por supuesto nos ayuda a mantener los niveles de agua en el cuerpo. Las dietas basadas en vegetales y  frutas favorecen la hidratación.

El agua y sus variaciones

Si el agua te “aburre” siempre hay alternativas. El café o las infusiones suelen ser una buena opción.

Añadir sabor al agua también es una buena solución. Añadir frutas y hortalizas en trozos hace que la rutina de beber agua sea diferente y que además venga con un beneficio extra, los nutrientes de éstos.  Os dejamos este post de “Directo al paladar” para que os sirva de inspiración y os ayude a seguir hidratados.

Más información