Menú

«Comprar ecológico es una inversión a largo plazo muy rentable para la salud»

Noticias.

3 diciembre, 2014

David Samper

El Consejo de Agricultura Ecológica de la Región (Caerm), acompañado por doce empresas asociadas de diversos sectores de la alimentación, participó el pasado fin de semana en BioCultura. Su presidente, David Samper, comenta que la delegación murciana ha regresado de la feria madrileña con un destacado número de contactos con distribuidores nacionales para la comercialización de sus productos. En este sentido, afirma que esta feria madrileña ha vuelto ha ser un excelente escaparate para «enseñar al mundo la riqueza de la huerta ecológica murciana». AgroEx habla con él sobre la importancia que tiene este sector del agro en la economía regional.

La superficie ecológica en la Región de Murcia ha crecido más de un 60% en la última década. ¿Qué ventajas aporta este tipo de producción a la hora de competir y abrirse a nuevos mercados?
La agricultura ecológica murciana es una marca de calidad muy bien posicionada en diferentes mercados, sobre todo del centro y norte de Europa, donde se concentra el mayor consumo ecológico. También en Estados Unidos, Canadá, Taiwán o Japón, donde van parte de nuestras exportaciones. En esos mercados, los productos ecológicos murcianos son muy competitivos, son garantía de calidad.

¿Es la agricultura ecológica una fuente de creación de empleo? ¿Es el futuro del sector?
La agricultura ecológica no solo es un sector con futuro, en el presente ya está demostrando todo su potencial. Hoy en día se están creando nuevos empleos gracias al crecimiento de las empresas, que cada vez se abren a más mercados internacionales. Pero también hay que destacar que es una importante fuente de autoempleo para pequeños agricultores que apuestan por potenciar el consumo local a través de la venta directa, los mercadillos, las asociaciones de consumidores y otros canales cortos de comercialización. En 2013, el 17% de la superficie cultivada en la Región de Murcia se destinó a los cultivos ecológicos, un dato que demuestra que la agricultura ecológica es ya una importante realidad del presente. Estamos situados a la cabeza de la producción europea y debemos seguir trabajando para ello, para seguir creciendo y mantenernos líderes.

¿Dónde van a parar nuestras frutas y verduras ecológicas?
En producción vegetal somos líderes y la mayor parte de las producciones –fruta y verdura fresca, conservas y mermeladas, frutos secos, vino, aceite, etc.– se comercializan en el centro y norte de Europa, siendo los principales países de destino Alemania, Francia, Reino Unido, Dinamarca y Suiza. También exportamos alimentos ecológicos a países tan distantes como Estados Unidos, Canadá, Taiwán o Japón.

¿Ocurre los mismos con los productos cárnicos?
La agricultura es, por el momento, el principal pilar de la producción ecológica de la Región ya que la ganadería tiene todavía un gran camino por recorrer. Actualmente existen dos granjas de caprino de leche en las que se elaboran quesos y yogures que se destinan, sobre todo, al mercado nacional y francés y a otros países de Europa como Alemania o Suiza.

Los productos ecológicos aún no encuentran su hueco en el mercado nacional…
Aquí todavía no ha arraigado el consumo de lo ecológico como lo ha hecho en otros países del centro y norte de Europa. Son varios los motivos, pero el desconocimiento es el que se lleva la palma. Todavía hay gente que no sabe a qué nos referimos cuando decimos que un producto es ecológico, no sabe cuáles son las ventajas que puede aportar a su salud y al desarrollo sostenible del medioambiente. Es una cuestión cultural, los países en los que más se consumen alimentos ecológicos son aquellos que, en general, no son grandes productores de frutas y hortalizas. España siempre ha sido un país productor y ha gozado de los beneficios de la famosa dieta mediterránea y son otros países, como Estados Unidos, los que ahora se preocupan en buscar alternativas más saludables. Y ahí es donde entra en juego la alimentación ecológica.

Son muchos los que creen que lo ecológico sale caro…
Lo que puede resultar caro es el daño que nos pueden ocasionar los productos químicos y las manipulaciones que sufren otros tipos de cultivos. Los alimentos ecológicos no son caros, pero debemos tener en cuenta que los costes de producción son más altos y el rendimiento menor que el de los cultivos masificados. Por tanto, esto influye en el precio. Pero no por regla general es más caro. El precio también depende de los canales de distribución y hay muchas alternativas para conseguir una cesta de la compra ecológica a precios totalmente asequibles. Comprar ecológico es una inversión a largo plazo que sale muy rentable, sobre todo para nuestra salud y la del entorno que nos rodea.

¿Cuáles son los principales problemas de los productores?
La mayor dificultad es que dependemos de los mercados exteriores porque la demanda interna continúa siendo muy baja. Otra es la posible desaparición de subvenciones de la UE que podría darse en un futuro próximo y que afectaría, sobre todo, a los cultivos extensivos en secano. Podrían peligrar almendro, viñedos, cereales y olivar.

¿Qué soluciones plantean?
Principalmente concienciar a la población sobre la alimentación ecológica, enseñar cuáles son las ventajas de la agricultura ecológica y educar en esos valores. Este año, por ejemplo, ya se ha convocado un premio de huertos ecológicos escolares para que los más pequeños aprendan a valorar el campo y la naturaleza. Hay que seguir promocionando, además, los productos ecológicos de la Región, concentrando esfuerzos en el consumidor nacional para hacer crecer esa demanda interna. Por otro lado, el mantenimiento de las subvenciones es imprescindible, es necesario recompensar el beneficio medioambiental que este tipo de producción genera.

¿Debe tener la Unión Europea una política más fuerte de control y uso de productos fitosanitarios?
La política sobre el uso de fitosanitarios, por suerte, se ha ido endureciendo en los últimos años mediante la prohibición o restricción de uso de muchas materias activas y esta es la línea que se debe mantener con el fin de garantizar nuestra salud y la del planeta.

Entrevista a David Samper, presidente del Caerm, publicada en La Opinión de Murcia (24/11/2014).