Menú

Aliméntate de lo bueno, producto eco de la Región de Murcia

Agricultura ecológica,
Medio ambiente,
Nutrición,
Productos ecológicos,
Vida saludables,
Vida Sana.

16 octubre, 2020

El Caerm se suma a la labor de sensibilización en el Día Mundial de la Alimentación, destacando el papel de la producción ecológica como clave en la lucha contra la pobreza y la desnutrición, así como en la preservación del planeta.

Desde 1979 la FAO promueve diversas acciones para un objetivo global: que las personas de todos los rincones del mundo puedan tener acceso a alimentos más saludables y sostenibles, lo cual requiere de una acción colectiva para hacer frente a este desafío global que nos concierne a todos.

En el lema de este 2020 “Cultivar, nutrir, preservar juntos. Nuestras acciones son nuestro futuro” tiene mucho que aportar la producción ecológica y su contribución a preservar nuestra naturaleza y la salud de todos los seres humanos que han de disfrutarla, promoviendo la sostenibilidad global del planeta y el consumo de alimentos orgánicos certificados.

Por este motivo el Consejo de Agricultura Ecológica de la Región de Murcia, Caerm, quiere subrayar la labor de todos los participantes en la cadena alimentaria, especialmente la de los responsables de producir los alimentos ecológicos en nuestra Región: ganaderos, agricultores e industrias. Todos ellos denominados héroes por la FAO en su reciente campaña de vídeo #HéroesDeLaAlimentación, por ser parte fundamental de un proceso que debe ser mimado a conciencia para garantizar la vida en La Tierra.

La adaptación de la campaña “Buenos por naturaleza” bajo el título “Aliméntate de lo bueno” del Caerm, refleja algo más que la sana intención de celebrar un día tan importante para todos. Se trata de una proclamación del respeto por la salud y el medio ambiente extensible a todos los días, en los que el acto de alimentarnos se realiza al menos tres veces. Desde el inicio del largo camino que nuestros alimentos recorren para llegar a nuestra mesa, en el que intervienen personas físicas a las que debemos darles todo el valor y el mérito que merecen, hasta la necesidad ideológica de concienciar a todos los consumidores de la importancia que tiene ser responsables con nuestra propia alimentación para garantizar la sostenibilidad de nuestro ecosistema y la nutrición para mantenernos sanos y con energía para el desarrollo nuestra actividad diaria. Un granito de arena que puede sumar mucho si consigue su principal objetivo de concienciar y promover la salud y la preservación de la naturaleza con una alimentación sostenible.