» 2014 » octubre Consejo
de Agricultura
Ecológica de la
Región de Murcia

ES / EN

Conviértete al

Conviértete al Eco

Miembro de:

Inter Eco

ÚLTIMOS TWEETS

Seguir @caermurcia en Twitter.

Dónde Comprar

Dónde Comprar

Últimas Noticias

Últimas Noticias

Contacto

Teléfono
+34 968 35 54 88

Av. del Río Segura, 7
30002 Murcia
(ESPAÑA)

Act. de Marca

Dónde Comprar

Vuelve el concurso #RecetaMurciana

De la huerta a tu puerta, ese es el camino que puede recorrer una suculenta caja de productos ecológicos si tienes la suerte de ganar el nuevo concurso del CAERM.

Promo II concurso

Suena el despertador, te lavas la cara, coges la taza de café recién hecho, abres la puerta de casa y… ¡zas! No, no estás en una peli americana y un niño en bicicleta te ha lanzado un periódico en el aire, lo que pasa es que te has encontrado con una cesta repleta de fruta y verdura directa de la huerta… ¡a tu puerta!

Tampoco es un sueño, así que despierta y ponte el delantal porque, para que lo anterior ocurra, tan solo tienes que compartir con nosotros la foto de tu mejor #RecetaMurciana.

El CAERM y Cajanature convocan la segunda edición de #RecetaMurciana, un concurso para cocinillas que se mueran por probar productos de primera, ecológicos y de la Región de Murcia. Pon a prueba tu arte en la cocina y deléitanos con esa receta de toda la vida que tanto te sabe a Murcia.

A partir del martes 28 de octubre y hasta el domingo 9 de noviembre puedes compartir la foto de un plato murciano hecho por ti en Facebook o Twitter ¡y conseguir que el sueño que describíamos unas líneas más arriba se haga realidad!

Consulta todas las bases aquí: http://bit.ly/1oU7aps

Ser vintage es lo (eco)lógico

Ser vintage

Si utilizáramos el símil de la moda podríamos afirmar que la ecología, concretamente aplicada a la agricultura, no es ni la última tendencia ni el último capricho de unas cuantas fashion victims. Si siguiéramos con el símil diríamos que, más bien, la ecología es un modelo vintage, un clásico, de la alta costura.

Piénsalo bien. ¿De qué va realmente la agricultura ecológica? Pues, ni más ni menos que de cultivar los alimentos como siempre se ha hecho. Si nos remontáramos a los tiempos de los tiempos, desde que el ser humano descubrió que el muslo de un jabalí salvaje no era la única comida que podía llevarse a la boca. Desde el Neolítico, vamos.

Y desde que nuestros abuelos aún no eran abuelos. La agricultura ecológica es la agricultura tradicional, la de toda la vida. No es, ni mucho menos, una novedad. Preparar la tierra, plantar la semilla, regarla y esperar a que dé sus frutos. ¿Hay algo más retro que eso? ¿Más que arrancar una manzana del árbol y arrebatarle un mordisco ipso facto? Si es una moda, que venga Dios y lo vea, ¡porque entonces Eva fue una trendsetter!

Sin embargo, muchas veces caemos en el error de pensar que se trata de un modelo innovador, de algo inventado por unos sibaritas que se quieren desmarcar del rebaño y entrar en un selecto club de ecologistas. Nada más lejos de la realidad. Lo más probable es que tu vecina te agasaje de vez en cuando con unos limones de su patio o que la tía abuela de tu madre te lleve unas brevas en verano. Pues sí, aunque no lo creas, estás comiendo ecológico y seguro que las modas te traen sin cuidado.

Lo que es nuevo, en realidad, es la agricultura que no es ecológica. Quizás se le debería poner otro nombre y a la ecológica quitarle la etiqueta y dejarla en agricultura, a secas. Porque lo lógico es ser eco y lo eco es ser lógico. La agricultura ecológica no es una tendencia, es el modelo que algún despistado cree que se fue pero que, necesariamente, ha vuelto para quedarse. Llámalo, si quieres, revisitado, porque lo de nuevo no le hace justicia. Comer ecológico es lo que siempre han hecho padres, abuelos y tatarabuelos; la vuelta (o, mejor, el mantenimiento) a nuestras raíces, al sabor, a lo natural. La agricultura ecológica no es una moda, sino la reivindicación de lo mejor de nuestras costumbres. Asúmelo, ser vintage es lo más (eco) lógico.

David Samper, presidente del CAERM.

La agricultura ecológica es romántica ¡y rentable!

 

Artículo publicado en Murcia Economía

 

*Artículo de opinión publicado en Diario La Verdad y MurciaEconomía.com.

Leía hace unos días la prensa del fin de semana, con sus suplementos especiales y sus reportajes destacados, cuando me di cuenta de que prácticamente todas las buenas noticias estaban de algún modo vinculadas a tres conceptos que detallo a continuación: uno, tener una sana autoestima personal; dos, la importancia de innovar; y tres, la internacionalización como estrategia clave para el futuro de las empresas españolas.

No pude evitar sonreír y acordarme de aquellas voces –aún son demasiadas- que ven la agricultura ecológica como algo destinado a una parte romántica de la sociedad; si hacemos otra lectura de la realidad podremos darnos cuenta de que, además de ser una cuestión de romanticismo, en el caso de la Región de Murcia es también una cuestión de estrategia y rentabilidad. Explico al lector por qué.

Murcia es conocida como la ‘Huerta de Europa’. Tenemos una huerta fértil que nos permite destacar en distintos tipos de cultivos, amplias zonas rurales capacitadas para crecer en cuanto a superficie de plantación se refiere, una climatología favorable para ciertos alimentos muy apreciados fuera de nuestras fronteras; si seguimos poniendo en valor todo lo que tenemos habremos definido una estrategia rentable y sostenible para las próximas décadas.

Decía Peter Drucker que ‘innovar es encontrar nuevos o mejorados usos a los recursos de que ya disponemos’, sin embargo, tengo la sensación de que cuando escuchamos innovación parece que automáticamente pensamos en tecnología. La innovación es mejorar, y la agricultura ecológica es una mejora, tanto para la salud como para el medio ambiente. Sin embargo el campo, aunque innove, no está de moda, porque parece no ir acompañado de un reconocimiento social.

Si somos buenos en algo, debemos reconocerlo y debemos valorarlo. A la Región de Murcia y a su huerta les falta autoestima. Y en parte le falta porque al campo entendido de una manera sostenible se le ha dejado fuera de la estrategia de crecimiento o, al menos, creo que no se le ha dado el papel que, de manera natural, le corresponde.

Tenemos huerta, ¿por qué no sacar lo mejor de ella? ¿Por qué no respetarla y cuidarla, convirtiéndola además en nuestro valor añadido? A quienes crean que las respuestas a estas preguntas son solo románticas –que las hay también-, les diré que la agricultura ecológica genera entre un 20% y un 30% más de empleo. Además, en el último año la exportación de los productos ecológicos de la Región de Murcia se ha incrementado alrededor de un 5%.

Si nos centramos en la internacionalización como estrategia para el futuro de las empresas, recordemos que el consumo de productos ecológicos en Europa se encuentra al alza desde hace 25 años y que en países como Alemania, principal destino de nuestros alimentos, el 57% de los consumidores compran habitualmente frutas y verduras ecológicas. El mercado internacional valora la agricultura ecológica. Tenemos clientes. Tenemos negocio. Tenemos, en definitiva, un sector clave para la Región que, además, suma y complementa a nuestro principal motor económico, como es el turismo.

La agricultura ecológica, además de ser un modelo responsable, es un modelo con futuro. Creamos más en lo que tenemos y aprovechemos que lo que podemos ofrecer se corresponde con la tendencia de lo que se demanda.

España lidera la producción ecológica de Europa. Es el momento de seguir apostando por la producción ecológica para mantenernos a la cabeza de España. Porque es romántico ¡y rentable!

David Samper, presidente del CAERM.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies